domingo, 23 de marzo de 2014

Hospital y Variante: ¡Basta de engaños!

Con este lema, durante la campaña a las elecciones al parlamento andaluz del año 2012, ilustramos desde IU Roquetas dos cuestiones como son el futuro hospital de roquetas y la circunvalación, unidos por un triste engaño común: la forma de obtener los suelos necesarios para su construcción.

Es necesario recordarlo ya que dos años después sigue teniendo plena vigencia. Los que en su día engañaron a los agricultores con «haber ganado la lotería» con la reparcelación de Las Salinas, ocultando los costes de urbanización que deberían sufragar, hoy son los que vuelven a dar una vuelta de tuerca más, diciendo Digo donde dije Diego.
Porque hay que denunciar algo: al actual equipo de Gobierno le interesa, más que terminar las obras de la variante o iniciar el hospital, plantar la enésima lucha de desgaste con el Gobierno autonómico, y de paso, si puede, con los grupos municipales de la oposición. Especialmente con IU.

La campaña de Amat y de todo el PP de Roquetas pasa por lanzar la idea de que IU Roquetas no quiere «exigir» a la Consejería de Fomento y Vivienda que reinicie las obras de la autovía. Y también que no somos capaces de reclamar algo como el hospital, o cualquier otra inversión correspondiente a la Junta de Andalucía. Algo totalmente falso, que los hechos refutan por sí solos.

Muy por el contrario, por un sentido de responsabilidad, al asumir Izquierda Unida tareas de gobierno en la Junta de Andalucía, desde el IU Roquetas nos pusimos manos a la obra para trabajar y hacer avanzar proyectos hasta ahora bloqueados. La Variante ha sido uno de ellos con varias reuniones con la consejera y delegada, así como escritos remitidos. Y sobre todo: una postura interna y pública de seguir exigiendo la inversión, pese a todas las dificultades presupuestarias.

En IU Roquetas no nos hemos movido un ápice de lo que comenzamos a denunciar en 2010, con el inicio del expediente de la reparcelación de Las Salinas: que esta operación, junto con el PGOU aprobado en el año 2009, suponía una hipoteca en toda regla para el futuro de nuestro municipio y por ende, para el de nuestros hijos y futuros vecinos.

Haber vinculado la obtención de suelos para estas dos infraestructuras a una mega operación especulativa inmobiliaria como ha hecho el PP de Amat, con el inexplicable apoyo del anterior gobierno de la Junta de Andalucía, han supuesto cimentar, nunca mejor dicho, dos actuaciones de gran calado en arenas movedizas. De aquellos polvos estos lodos, podríamos decir.

Mención especial requiere el caso del hospital, que no solo tiene afectados sus suelos por la especulación, sino que la misma construcción va a ser financiada por un convenio urbanístico aún vigente con una promotora propiedad hasta hace poco de Miguel Rifá. A cambio de permitir la construcción de un nuevo centro comercial, frente al existente en Las Salinas y dos torres de viviendas de más de treinta plantas.

Ante el evidente fracaso de esta operación y después de años y años de sacar pecho por parte del PP sobre que el hospital lo harían ellos sin ayuda de la Junta, ahora, con la burbuja inmobiliaria pinchada y con el promotor investigado por un presunto delito fiscal de más de 100 millones de euros, ahora es cuando el PP pasa a exigir la construcción a la Consejería de Salud.

Hoy urge, y así lo entendimos desde el principio desde IU Roquetas, dar la vuelta completamente a la situación urbanística plasmada en el PGOU. Debemos desvincular los suelos de estas dos vitales infraestructuras de esa ruina que está llamada a ser la urbanización de Las Salinas. Es justicia con los propietarios afectados, pero también con nuestra ciudad, que debe crecer en base a lo público, a las correctas inversiones municipales y autonómicas, y no sobre los intereses especulativos de unos pocos.